linea legal logopng

Dación en Pago UCI: La solución para liberarte de tu hipoteca

dacion en pago uci
Tabla de contenidos

La dación en pago UCI es una solución para aquellos que enfrentan dificultades económicas con su hipoteca. Consiste en entregar la vivienda en buenas condiciones al Banco UCI liberándote de la deuda hipotecaria. En este artículo, exploraremos el concepto, el proceso de solicitud y trámite, así como los beneficios y limitaciones de la dación en pago. También analizaremos la Unidad de Créditos Inmobiliarios (UCI) y su relación con el Banco Santander. Además, compartiremos la experiencia de Jesús, quien logró la dación en pago sin cargas adicionales. La empatía de las entidades financieras y las alternativas en situaciones económicas precarias también serán temas abordados.

Opción a la dación en pago: el derecho a la insolvencia

Si tu intención es entregar la vivienda y liberarte de las deudas entonces presta atención a lo que te vamos a explicar.

Una dación en pago puede parecer una buena solución, pero existe una solución mucho mejor.

La dación en pago tiene dos problemas grandes.

El primero es que es algo que negocias con el banco. Tú no puedes hacer una dación en pago si el banco no quiere. No puedes obligar al banco a que se quede con tu vivienda a cambio de la deuda.

El segundo problema, es que muchas veces el banco acepta la dación en pago de la vivienda pero ésta no cubre el total de la deuda, por lo cual, acabas entregando tu vivienda y además te queda un remanente de deuda.

Si lo que quieres es liberarte al 100% de la hipoteca entones la figura jurídica a la que debes acogerte es el derecho de la insolvencia. Este mecanismo legal permite entregar tu vivienda y quedar exonerado de toda la hipoteca. Y no sólo eso, sino que también quedas perdonado del resto de préstamos personales que no puedas pagar.

Es una figura legal que está establecida para ayudar las personas que no pueden pagar sus deudas.

Si te interesa esta opción podemos ayudarte, rellena nuestro formulario y te ayudaremos.

¿Te cuesta Pagar tus Deudas?

Cancela toda la Deuda que no puedas pagar gracias al trámite Europeo. 

Contacta con nosotros y te explicamos cómo hacerlo.

La Unidad de Créditos Inmobiliarios (UCI)

La Unidad de Créditos Inmobiliarios (UCI) es una entidad financiera especializada en créditos hipotecarios. Opera como filial del Banco Santander y se encarga de gestionar los préstamos y la financiación inmobiliaria.

¿Qué es la UCI y cómo opera?

La UCI es una entidad que se dedica principalmente a otorgar préstamos hipotecarios a particulares para la adquisición de viviendas. Su funcionamiento se basa en evaluar la capacidad de pago de los solicitantes, así como el valor del inmueble a financiar.

La UCI opera mediante la firma de contratos de préstamo hipotecario, estableciendo las condiciones y los plazos de pago. Además, se encarga de realizar el seguimiento y la gestión de los préstamos, incluyendo el cobro de las cuotas mensuales.

Relación entre la UCI y el Banco Santander

La UCI es una entidad subsidiaria del Banco Santander, lo que significa que forma parte de su grupo de empresas. Esto implica que la UCI opera bajo la supervisión y los lineamientos del Banco Santander, aunque tiene cierta independencia en su gestión.

La relación entre la UCI y el Banco Santander se basa en compartir recursos y aprovechar la experiencia y el respaldo financiero del Banco. Sin embargo, es importante mencionar que la UCI tiene su propio equipo de profesionales especializados en créditos hipotecarios.

  • La UCI es una entidad especializada en préstamos hipotecarios.
  • Opera como filial del Banco Santander.
  • Evalúa la capacidad de pago de los solicitantes y el valor de los inmuebles.
  • Firma contratos de préstamo hipotecario y realiza el seguimiento de los mismos.
  • La UCI es subsidiaria del Banco Santander pero tiene cierta independencia en su gestión.
  • Comparte recursos y se respalda en la experiencia financiera del Banco Santander.

La UCI desempeña un papel fundamental en el proceso de solicitud de préstamos hipotecarios y en la gestión de los mismos. Su relación con el Banco Santander permite ofrecer a los clientes un servicio integral y especializado en el ámbito inmobiliario.

Experiencia de Jesús: Logrando la dación en pago con la UCI

El caso de Jesús y sus dificultades económicas

En medio de una situación económica adversa, Jesús se vio enfrentado a dificultades para cumplir con las cuotas de su hipoteca. La presión financiera y el temor de perder su vivienda generaron una angustia constante en su vida.

La lucha de Jesús frente a la UCI y el Banco Santander

Jesús decidió enfrentar su situación y buscar una solución que le permitiera liberarse de la deuda hipotecaria. Inició una lucha ardua y perseverante frente a la Unidad de Créditos Inmobiliarios (UCI) y el Banco Santander.

La negociación y logro de la dación en pago sin cargas adicionales

Después de un largo proceso de negociación, Jesús consiguió un gran logro: la dación en pago de su hipoteca. Gracias a su perseverancia y determinación, el Banco Santander accedió a liberarlo de la deuda sin exigirle cargas adicionales.

La importancia de la dación en pago en situaciones económicas precarias

En situaciones económicas precarias, la dación en pago se convierte en una opción fundamental para aquellos que no pueden hacer frente al pago de sus hipotecas. Permite liberar a los individuos de una carga abrumadora y encontrar una solución justa y equitativa. A continuación, se detallan algunas alternativas y soluciones para aquellos que se encuentran en esta difícil situación:

Alternativas y soluciones para aquellos que no pueden pagar sus hipotecas

  • Renegociación de la hipoteca: Es posible establecer acuerdos con la entidad financiera para modificar los términos del préstamo y adaptarlos a la capacidad económica del deudor.
  • Refinanciación de la hipoteca: Consiste en solicitar un nuevo préstamo hipotecario que permita pagar las cuotas pendientes y aliviar la carga financiera.
  • Programas de ayuda y subsidios: Dependiendo del país y la situación personal, existen programas gubernamentales que ofrecen apoyo financiero en casos de dificultades económicas.
  • Mediación hipotecaria: Recurrir a un mediador o asesor especializado puede ayudar a buscar soluciones y establecer acuerdos entre el deudor y el banco.
  • El derecho de la insolvencia: la mejor alternativa a la dación en pago ya que permite cancelar el 100% de todas las deudas que no puedas pagar.

La necesidad de una mayor empatía por parte de las entidades financieras

Es crucial que las entidades financieras muestren una mayor sensibilidad y comprensión hacia las circunstancias individuales de sus clientes. La empatía y flexibilidad en la negociación de acuerdos de dación en pago pueden marcar la diferencia entre una salida favorable y una situación de mayor adversidad.

La dación en pago UCI no solo alivia la carga financiera de las personas, sino que también puede brindarles la oportunidad de comenzar una nueva vida sin deudas. Es esencial que se fomente una cultura de responsabilidad social en el sector financiero, donde prevalezca el bienestar de los individuos por encima de los intereses puramente económicos.

En un contexto sostenible, es necesario replantear el sistema hipotecario, considerando aspectos como la accesibilidad, transparencia y equidad. La dación en pago se presenta como una solución válida, pero es importante pensar en nuevos enfoques que promuevan una hipoteca más justa y sostenible para todas las partes involucradas.

Documento a firmar en una dación en pago con UCI

El presente documento, redactado en conformidad con la normativa regulatoria de cumplimiento de aplicación española, tiene como propósito principal establecer las bases y condiciones bajo las cuales se llevará a cabo la dación en pago entre el deudor y la entidad financiera UCI. Este proceso se refiere a la transmisión de la propiedad de un bien inmueble del deudor a la entidad financiera, con el objetivo de extinguir las obligaciones derivadas de un préstamo hipotecario pendiente de pago.

Este documento detalla los términos y condiciones que ambas partes, el deudor y la entidad financiera UCI, deben cumplir para llevar a cabo este acuerdo de manera efectiva y conforme a la legislación vigente en materia de consumidores y usuarios.

La relevancia de este documento radica en su capacidad para proporcionar un marco legal claro y seguro que proteja los intereses de todas las partes involucradas, asegurando que la dación en pago se realice de forma justa, transparente y equitativa. Con ello, se busca garantizar el respeto a los derechos de los consumidores y usuarios, así como el cumplimiento de las obligaciones por parte de la entidad financiera UCI, en el marco de las disposiciones legales aplicables.

Introducción

En el contexto de las relaciones comerciales y financieras, la protección de los consumidores y usuarios adquiere una relevancia capital, especialmente en situaciones de vulnerabilidad económica. La presente documentación tiene como propósito establecer las bases y condiciones bajo las cuales se llevará a cabo la dación en pago entre el deudor y la entidad financiera UCI (Unión de Créditos Inmobiliarios), en adelante “la Entidad”.

La dación en pago es un mecanismo jurídico-financiero que permite al deudor satisfacer una deuda pendiente mediante la transmisión de la propiedad de bienes inmuebles a la Entidad, liberándose así de la obligación original. Este procedimiento se contempla como una alternativa excepcional frente a situaciones de insolvencia, donde las partes acuerdan resolver la deuda hipotecaria sin recurrir a procesos judiciales más gravosos.

Este documento se enmarca dentro de la normativa regulatoria de cumplimiento de aplicación española, atendiendo a las disposiciones legales vigentes que protegen los derechos de los consumidores y usuarios, y regulan las condiciones de contratación y garantías en el ámbito financiero. Asimismo, se alinea con los principios de buena fe, transparencia y equidad que deben regir las relaciones entre las entidades financieras y sus clientes.

El presente documento de garantía se estructura en varias secciones que detallan los aspectos relevantes de la dación en pago, incluyendo definiciones clave, antecedentes normativos, objeto del acuerdo, condiciones, obligaciones de las partes, procedimiento a seguir, representaciones, garantías, efectos, resolución del acuerdo, notificaciones, y la jurisdicción y legislación aplicable, culminando con los anexos y referencias legales pertinentes.

Con la elaboración de este documento, se busca proporcionar claridad y seguridad jurídica a las partes involucradas, asegurando que el proceso de dación en pago se desarrolle de manera justa y conforme a la legalidad vigente.

Definiciones

Para la correcta interpretación del presente documento de garantía, se establecen las siguientes definiciones:

Dación en Pago: Acto jurídico por el cual el deudor transmite la propiedad de uno o más bienes a la entidad acreedora, en este caso UCI (Unión de Créditos Inmobiliarios), con el fin de extinguir total o parcialmente una deuda pendiente.

Entidad Financiera UCI: Unión de Créditos Inmobiliarios, entidad especializada en la concesión de préstamos hipotecarios, que actúa como acreedora en el acuerdo de dación en pago.

Deudor: Persona física o jurídica que ha contraído una obligación financiera con UCI y que, ante la imposibilidad de hacer frente a la misma mediante el pago ordinario, opta por la dación en pago como forma de cumplimiento.

Acuerdo de Dación en Pago: Contrato mediante el cual se formaliza la transmisión de la propiedad de bienes del deudor a UCI, con el objetivo de saldar la deuda pendiente.

Bien: Cualquier activo inmueble propiedad del deudor que es susceptible de ser entregado a UCI en concepto de dación en pago.

Deuda Pendiente: Monto total adeudado por el deudor a UCI, incluyendo el capital, intereses, comisiones y otros gastos asociados, que se pretende extinguir mediante la dación en pago.

Valor de Tasación: Valoración económica del bien objeto de la dación en pago, realizada por una empresa de tasación homologada, que servirá de base para determinar si el valor del bien es suficiente para cubrir la deuda pendiente.

Escritura de Dación en Pago: Documento público notarial que formaliza la transmisión de la propiedad del bien del deudor a UCI y la extinción de la deuda pendiente.

Registro de la Propiedad: Institución pública donde se inscribe la escritura de dación en pago para dar publicidad a la transmisión de la propiedad del bien y la extinción de la deuda.

Estas definiciones son de aplicación exclusiva para el presente documento y serán interpretadas conforme a la normativa regulatoria de cumplimiento de aplicación española, en particular, aquella relativa a los derechos de los consumidores y usuarios, así como la normativa específica sobre préstamos hipotecarios y dación en pago.

Antecedentes

En el contexto de la relación contractual establecida entre la entidad financiera UCI (en adelante, “la Entidad”) y el deudor (en adelante, “el Deudor”), se han suscitado circunstancias económicas que han dificultado el cumplimiento regular de las obligaciones financieras contraídas por el Deudor.

El Deudor ha contraído con la Entidad una serie de obligaciones crediticias garantizadas mediante hipoteca sobre un bien inmueble de su propiedad. Ante la incapacidad del Deudor de hacer frente a los pagos periódicos y al capital pendiente de la deuda, se ha considerado la opción de la dación en pago como mecanismo alternativo para la extinción de la obligación.

La dación en pago se configura como un acuerdo en virtud del cual el Deudor transfiere a la Entidad la propiedad del bien inmueble hipotecado, con el fin de satisfacer la deuda pendiente, liberándose así de la misma, bajo los términos y condiciones que serán detallados en el presente documento.

Este mecanismo se contempla como una solución viable y beneficiosa para ambas partes, permitiendo al Deudor liberarse de la deuda y evitando el proceso de ejecución hipotecaria, y a la Entidad recuperar el capital prestado mediante la adquisición del bien inmueble.

La dación en pago se encuentra regulada en el ordenamiento jurídico español, y su aplicación debe realizarse conforme a la normativa de protección de consumidores y usuarios, así como a las disposiciones específicas que regulan los contratos de crédito inmobiliario y las garantías hipotecarias.

El presente documento se redacta en cumplimiento de las disposiciones legales vigentes y en consideración a los principios de buena fe contractual, equidad y transparencia que deben regir las relaciones entre consumidores y entidades financieras.

Objeto del acuerdo

El presente acuerdo tiene por objeto regular las condiciones y términos bajo los cuales se llevará a cabo la dación en pago de una deuda contraída por el Deudor con la entidad financiera UCI (en adelante, “la Entidad”), en cumplimiento de las obligaciones derivadas de un préstamo hipotecario.

La dación en pago se configura como un mecanismo de extinción de la deuda hipotecaria, mediante la transmisión de la propiedad del bien inmueble hipotecado por parte del Deudor a la Entidad, con la finalidad de satisfacer la totalidad de la deuda pendiente, incluyendo el capital, los intereses, las costas y los gastos generados por el préstamo.

Este acuerdo se establece en conformidad con la normativa regulatoria de cumplimiento de aplicación española, en particular, con las disposiciones relativas a la protección de los consumidores y usuarios, así como con las normas específicas que regulan la dación en pago en el ámbito de las entidades financieras.

La dación en pago se realizará de acuerdo con los procedimientos establecidos en la legislación vigente, garantizando la transparencia y la equidad en el proceso, y asegurando que el Deudor quede liberado de cualquier responsabilidad futura relacionada con la deuda una vez que la propiedad del inmueble sea efectivamente transferida a la Entidad.

El acuerdo de dación en pago se formalizará mediante la firma de la correspondiente escritura pública, que será inscrita en el Registro de la Propiedad, y conllevará la cancelación de la carga hipotecaria que pesa sobre el bien inmueble.

La presente sección del acuerdo establece el marco general del objeto del acuerdo de dación en pago, mientras que las condiciones específicas, las obligaciones de las partes, el procedimiento a seguir y demás aspectos relevantes se detallarán en las cláusulas subsiguientes del presente documento.

Condiciones de la  dación en pago

Las condiciones de la dación en pago establecidas en el presente acuerdo se sujetan a lo dispuesto en la normativa española vigente, en particular, a lo establecido en la Ley 1/2013, de 14 de mayo, de medidas para reforzar la protección a los deudores hipotecarios, reestructuración de deuda y alquiler social, y demás normativa de protección a consumidores y usuarios que resulte de aplicación.

Para que la dación en pago proceda, deberán cumplirse las siguientes condiciones:

  1. Voluntariedad: La dación en pago será acordada de manera voluntaria entre la entidad financiera UCI (en adelante, “la Entidad”) y el deudor, sin que medie coacción o imposición por alguna de las partes.
  2. Transparencia: La Entidad deberá proporcionar al deudor toda la información necesaria sobre las consecuencias jurídicas y económicas de la dación en pago, incluyendo la liberación total de la deuda pendiente y la renuncia a cualquier acción futura relacionada con el préstamo hipotecario.
  3. Valoración del Bien: El inmueble objeto de la dación en pago será tasado por una empresa de tasación homologada e independiente, para determinar su valor real de mercado. La aceptación de la dación en pago estará condicionada a que el valor de tasación sea suficiente para cubrir el total de la deuda pendiente.
  4. Estado del Inmueble: El deudor se compromete a entregar el inmueble libre de cargas y gravámenes, en buen estado de conservación y uso. Cualquier deterioro significativo del inmueble podrá ser motivo para que la Entidad rechace la dación en pago.
  5. Documentación: El deudor deberá aportar toda la documentación necesaria para acreditar su titularidad sobre el inmueble y la inexistencia de cargas o gravámenes pendientes, así como cualquier otra documentación que la Entidad considere necesaria para formalizar la dación en pago.
  6. Acuerdo de Dación en Pago: La formalización de la dación en pago se realizará mediante la firma de un acuerdo de dación en pago, en el que se detallarán todas las condiciones y términos acordados entre las partes, incluyendo la descripción del inmueble, el valor de tasación, y la liberación de la deuda.
  7. Registro: La dación en pago deberá ser inscrita en el Registro de la Propiedad correspondiente, con el fin de dar publicidad al acto y efectos frente a terceros.
  8. Cumplimiento de Obligaciones Fiscales: El deudor deberá estar al corriente en el cumplimiento de sus obligaciones fiscales relacionadas con el inmueble, incluyendo el pago de impuestos como el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) y cualquier otro que pudiera corresponder.
  9. No Existencia de Procedimientos Judiciales: No deberá existir ningún procedimiento judicial en curso que afecte al inmueble y que pudiera impedir o limitar la dación en pago.

El cumplimiento de estas condiciones será esencial para la validez y eficacia del acuerdo de dación en pago. Cualquier incumplimiento podrá dar lugar a la resolución del acuerdo y a la reanudación de las acciones de cobro por parte de la Entidad.

Obligaciones de la entidad financiera UCI

La entidad financiera UCI, en su calidad de acreedor en el acuerdo de dación en pago, asume las siguientes obligaciones conforme a la normativa regulatoria de cumplimiento de aplicación española y a las estipulaciones contenidas en el presente documento:

  1. Transparencia y Comunicación: La entidad deberá proporcionar al deudor toda la información relevante y necesaria sobre el proceso de dación en pago de forma clara, comprensible y precisa, incluyendo, pero no limitándose a, las consecuencias legales y fiscales de la dación en pago.
  2. Valoración del Bien: Realizar una valoración objetiva y justa del bien inmueble objeto de la dación en pago, la cual deberá ser realizada por un tasador independiente y acreditado, conforme a la normativa vigente.
  3. Condiciones de Aceptación: Establecer de manera explícita las condiciones bajo las cuales la entidad financiera aceptará la dación en pago, incluyendo los criterios de valoración del bien y los posibles supuestos de rechazo de la oferta de dación en pago por parte del deudor.
  4. Formalización del Acuerdo: Una vez aceptada la dación en pago, la entidad financiera se compromete a formalizar el acuerdo mediante la firma de un contrato que refleje todas las condiciones, términos y obligaciones acordadas entre las partes.
  5. Cancelación de Deudas: Proceder a la cancelación total de las deudas pendientes del deudor relacionadas con el bien inmueble una vez que se haya efectuado la transferencia de la propiedad y se haya inscrito en el Registro de la Propiedad.
  6. Gastos del Proceso: Asumir los gastos notariales, registrales y de gestión que se deriven directamente de la formalización de la dación en pago, salvo que se acuerde lo contrario en el contrato.
  7. No Incurrir en Prácticas Abusivas: Abstenerse de realizar cualquier práctica que pueda ser considerada abusiva o coercitiva hacia el deudor durante el proceso de dación en pago.
  8. Protección de Datos: Garantizar la protección de los datos personales del deudor de acuerdo con la normativa vigente en materia de protección de datos, especialmente el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) y la Ley Orgánica de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales (LOPDGDD).
  9. Asistencia y Asesoramiento: Ofrecer asistencia y asesoramiento adecuado al deudor durante todo el proceso de dación en pago, facilitando el acceso a los servicios de un asesor legal si fuera necesario.
  10. Cumplimiento de la Normativa: Cumplir con todas las disposiciones legales aplicables en materia de dación en pago, incluyendo las relativas a los derechos de los consumidores y usuarios, así como las específicas del sector financiero.

La entidad financiera UCI deberá cumplir con estas obligaciones de manera diligente y de buena fe, con el objetivo de garantizar la equidad y la justicia del proceso de dación en pago para todas las partes involucradas.

Obligaciones del deudor

El deudor, en el marco de la dación en pago acordada con la entidad financiera UCI, asume las siguientes obligaciones:

  1. Transparencia y Colaboración: El deudor se compromete a actuar con la máxima transparencia y colaboración, facilitando toda la información y documentación que sea necesaria para la valoración y transmisión del bien inmueble objeto de la dación en pago.
  2. Entrega del Bien: El deudor deberá entregar el bien inmueble libre de cargas y ocupantes, en la fecha y condiciones que se estipulen en el acuerdo de dación en pago. La entrega del bien deberá realizarse en el estado en que se encontraba en el momento de la tasación previa, salvo deterioro por causa no imputable al deudor.
  3. Gastos y Tributos: El deudor se hace cargo de todos los gastos y tributos que se deriven de la transmisión del bien hasta la fecha efectiva de la dación en pago, incluyendo, pero no limitándose a, la plusvalía municipal, el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) y la cancelación de cualquier carga o gravamen que pudiera afectar al bien.
  4. Notificación de Cambios: Cualquier cambio en las circunstancias del deudor que pueda afectar al cumplimiento de las condiciones establecidas en el acuerdo de dación en pago deberá ser notificado de manera inmediata a la entidad financiera UCI.
  5. Mantenimiento del Bien: Hasta la fecha de la transmisión efectiva del bien inmueble a la entidad financiera UCI, el deudor se compromete a mantener el bien en buen estado de conservación, realizando las reparaciones menores necesarias para preservar su valor y funcionalidad.
  6. No Alteración del Bien: El deudor se abstendrá de realizar cualquier acto que pueda disminuir el valor del bien inmueble o alterar su estado, salvo que cuente con la autorización expresa de la entidad financiera UCI.
  7. Certificaciones: El deudor deberá aportar todas las certificaciones que sean requeridas por la legislación vigente, como el certificado de eficiencia energética, para la formalización de la dación en pago.
  8. Cesión de Derechos: En caso de que el bien inmueble esté sujeto a derechos de terceros, el deudor se compromete a gestionar la cesión de dichos derechos a la entidad financiera UCI o, en su defecto, a obtener el consentimiento de los terceros para la extinción de dichos derechos.
  9. Indemnización de Daños: Si por acción u omisión del deudor se produjera algún daño en el bien inmueble que disminuyera su valor, el deudor se compromete a indemnizar a la entidad financiera UCI por el importe correspondiente a la reparación o compensación del daño causado.

El incumplimiento de cualquiera de estas obligaciones por parte del deudor podrá dar lugar a la resolución del acuerdo de dación en pago y a la exigencia de responsabilidades que correspondan conforme a la legislación aplicable.

Procedimiento de la dación en pago

El procedimiento de dación en pago se iniciará a solicitud del deudor, quien deberá presentar una propuesta formal a la entidad financiera UCI, en la que se expresará el deseo de transmitir la propiedad de un bien inmueble en pago de la deuda pendiente. A continuación, se detallan los pasos a seguir para llevar a cabo la dación en pago:

  1. Solicitud de Dación en Pago: El deudor deberá presentar una solicitud por escrito a la entidad financiera UCI, manifestando su intención de realizar una dación en pago. Dicha solicitud deberá incluir toda la documentación necesaria que acredite la titularidad del bien y su situación registral y urbanística.
  2. Evaluación de la Propuesta: La entidad financiera UCI procederá a evaluar la propuesta y a realizar una tasación del inmueble para determinar si su valor es suficiente para cubrir el importe total de la deuda. La tasación deberá ser realizada por una empresa homologada y de reconocido prestigio.
  3. Informe de Tasación: Una vez realizada la tasación, la entidad financiera UCI comunicará al deudor el valor del inmueble y si este es aceptable como pago de la deuda. Si el valor del inmueble es inferior al monto de la deuda, se podrán negociar condiciones adicionales.
  4. Acuerdo de Dación en Pago: Si ambas partes están de acuerdo con la tasación y las condiciones propuestas, se procederá a redactar un acuerdo de dación en pago que deberá ser firmado por ambas partes. Este acuerdo establecerá los términos y condiciones bajo los cuales se realizará la transmisión del bien inmueble.
  5. Formalización Notarial: El acuerdo de dación en pago deberá ser formalizado ante notario, mediante la firma de una escritura pública de dación en pago. En este acto, el deudor transmitirá la propiedad del inmueble a la entidad financiera UCI, y esta, a su vez, procederá a la cancelación de la deuda pendiente.
  6. Inscripción en el Registro de la Propiedad: Tras la firma de la escritura pública, se procederá a inscribir la transmisión del inmueble en el Registro de la Propiedad correspondiente, quedando la entidad financiera UCI como nueva propietaria del bien.
  7. Cancelación de Cargas y Deudas: La entidad financiera UCI se encargará de realizar las gestiones necesarias para la cancelación de las cargas y deudas que pudieran existir sobre el inmueble, garantizando así la transmisión libre de cargas.
  8. Entrega de Documentación: Una vez finalizado el proceso, la entidad financiera UCI entregará al deudor la documentación que acredite la cancelación de la deuda y la transmisión de la propiedad del inmueble.

Es importante destacar que durante todo el procedimiento de dación en pago, ambas partes deberán actuar de buena fe y con la diligencia debida, cumpliendo con todas las disposiciones legales aplicables y los términos acordados en el contrato de dación en pago.

Representaciones y garantías

Las partes, en la firma del presente acuerdo de dación en pago, realizan las siguientes representaciones y garantías:

  1. Capacidad Legal: El Deudor declara que tiene plena capacidad legal para contratar y obligarse conforme a los términos y condiciones del presente acuerdo, y que la firma y cumplimiento del acuerdo no viola ningún otro compromiso adquirido previamente.
  2. Titularidad y Cargas: El Deudor garantiza ser el único titular de pleno derecho de la propiedad objeto de la dación en pago, libre de cargas y gravámenes, salvo aquellos que se hagan constar expresamente en el presente documento. Asimismo, asegura que sobre la propiedad no pesan arrendamientos ni cualquier otro derecho real o personal de uso o disfrute a favor de terceros.
  3. Situación Urbanística: El Deudor declara que la propiedad cumple con la normativa urbanística aplicable, no estando sujeta a ningún procedimiento administrativo o judicial que pudiera afectar a su valor, disfrute o disposición.
  4. Información Veraz: Toda la información y documentación facilitada por el Deudor a la entidad financiera UCI en relación con la propiedad y su situación personal y financiera es completa, veraz y actualizada.
  5. Ausencia de Litigios: El Deudor declara que, a su mejor saber y entender, no existe ningún litigio en curso, ni pendiente de resolución, ni amenaza de litigio que pudiera afectar a la propiedad o a su capacidad para cumplir con las obligaciones derivadas del presente acuerdo.
  6. Cumplimiento Normativo: La entidad financiera UCI declara que cumple con todas las obligaciones normativas aplicables a su actividad, incluyendo, pero no limitado a, las relativas a la protección de consumidores y usuarios, y que tiene la autorización y licencias necesarias para operar en el ámbito de la dación en pago.
  7. No Alteración: La entidad financiera UCI garantiza que no ha realizado ni realizará actos que pudieran disminuir el valor de la propiedad objeto de la dación en pago hasta la fecha de formalización del acuerdo.
  8. Transparencia: La entidad financiera UCI asegura haber informado de manera clara, suficiente y previa al Deudor sobre las condiciones y consecuencias de la dación en pago, así como de cualquier otra circunstancia relevante para la toma de decisiones informada por parte del Deudor.
  9. Conformidad Regulatoria: Ambas partes declaran que el presente acuerdo de dación en pago se ajusta a la normativa regulatoria de cumplimiento de aplicación española, incluyendo, sin limitación, la Ley 1/2013, de 14 de mayo, de medidas para reforzar la protección a los deudores hipotecarios, reestructuración de deuda y alquiler social, y demás disposiciones complementarias y reglamentarias.

Las representaciones y garantías contenidas en este acuerdo son esenciales para la celebración del mismo y continuarán vigentes tras la formalización de la dación en pago. Cualquier inexactitud o incumplimiento de las mismas facultará a la parte perjudicada para reclamar los daños y perjuicios que se deriven, sin perjuicio de cualquier otro derecho o acción legal que pudiera corresponderle.

Efectos de la dación en pago

La dación en pago, en el contexto de la relación entre el deudor y la entidad financiera UCI, produce efectos jurídicos y económicos inmediatos una vez que se ha formalizado el acuerdo y se ha ejecutado la transmisión de la propiedad del bien inmueble objeto de la dación.

Con la formalización de la dación en pago, la deuda hipotecaria queda totalmente extinguida, independientemente del valor actual del inmueble y de la cantidad adeudada. Esto implica que el deudor queda liberado de su obligación de pago con la entidad financiera UCI, y no podrá ser objeto de futuras reclamaciones por parte de la entidad por el préstamo hipotecario que originó la dación en pago.

Una vez efectuada la dación en pago, se procederá a la cancelación de las cargas hipotecarias y de cualquier otro asiento registral que graven el inmueble entregado. La entidad financiera UCI se compromete a realizar los trámites necesarios ante el Registro de la Propiedad para la cancelación de dichas cargas y asientos, liberando al inmueble de cualquier gravamen que pudiera afectar a su transmisibilidad o a su valor.

La transmisión del inmueble mediante dación en pago puede tener consecuencias fiscales para el deudor, incluyendo la posible generación de una ganancia o pérdida patrimonial que deberá ser declarada en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). La entidad financiera UCI proporcionará al deudor toda la documentación necesaria para que pueda cumplir con sus obligaciones fiscales derivadas de la dación en pago.

La entidad financiera UCI se encargará de inscribir la nueva titularidad del inmueble en el Registro de la Propiedad, reflejando la transmisión del bien del deudor a la entidad como consecuencia de la dación en pago. Esta inscripción es necesaria para que la entidad pueda disponer del inmueble con plena capacidad jurídica.

En caso de que existan garantías adicionales o avalistas vinculados al préstamo hipotecario, la dación en pago acordada entre el deudor y la entidad financiera UCI no afectará a las obligaciones de dichos terceros, salvo que se haya pactado expresamente su liberación en el acuerdo de dación en pago.

Una vez que se haya efectuado la dación en pago y se hayan cumplido todos los trámites correspondientes, el deudor no podrá realizar reclamaciones posteriores relacionadas con el préstamo hipotecario o con el inmueble objeto de la dación. Del mismo modo, la entidad financiera UCI no podrá reclamar al deudor ninguna cantidad adicional relacionada con el préstamo una vez extinguida la deuda.

La dación en pago es un acto definitivo y concluyente que pone fin a las obligaciones del deudor derivadas del préstamo hipotecario, y que transfiere la propiedad del inmueble a la entidad financiera UCI con todos los efectos legales que ello conlleva.

Resolución del acuerdo

El presente acuerdo de dación en pago podrá resolverse por cualquiera de las partes en los siguientes supuestos:

  1. Incumplimiento de Obligaciones: En caso de que alguna de las partes no cumpla con las obligaciones estipuladas en este acuerdo, la parte cumplidora podrá optar por la resolución del mismo, previa notificación escrita a la parte incumplidora concediendo un plazo razonable para subsanar dicho incumplimiento, de acuerdo con lo establecido en el artículo 1124 del Código Civil.
  2. Mutuo Acuerdo: Las partes podrán acordar la resolución del presente acuerdo en cualquier momento, siempre que se formalice por escrito y se especifiquen las condiciones y efectos de dicha resolución.
  3. Imposibilidad de Cumplimiento: Si sobreviniera una causa que hiciera imposible el cumplimiento de las obligaciones asumidas por alguna de las partes, y dicha causa no fuera imputable a ninguna de ellas, se podrá resolver el acuerdo sin derecho a indemnización para ninguna de las partes, tal como lo dispone el artículo 1184 del Código Civil.
  4. Causas Legales: Cualquier otra causa de resolución prevista por la ley, como la declaración de concurso de acreedores de alguna de las partes, la extinción de la personalidad jurídica de la entidad financiera UCI, o cualquier otra circunstancia que, conforme a la normativa vigente, habilite a alguna de las partes a solicitar la resolución del acuerdo.

En caso de resolución del acuerdo, las partes deberán proceder a la liquidación de las obligaciones pendientes, de acuerdo con lo establecido en las cláusulas del presente documento y la legislación aplicable. La resolución del acuerdo no afectará a las obligaciones que, por su naturaleza, deban subsistir tras la extinción del mismo, como las relativas a la confidencialidad y protección de datos personales.

Las partes acuerdan que cualquier controversia que surja en relación con la resolución del presente acuerdo será sometida a los tribunales competentes según lo establecido en la cláusula de “Jurisdicción y Legislación Aplicable” de este documento.

La resolución del acuerdo se formalizará mediante documento escrito, que deberá ser firmado por ambas partes y, en su caso, inscrito en los registros públicos correspondientes para garantizar su eficacia frente a terceros.

La entidad financiera UCI deberá, en caso de resolución del acuerdo por cualquier causa, proceder a la cancelación de las cargas hipotecarias o cualquier otra garantía que se hubiera constituido sobre el bien objeto de la dación en pago, en los términos y condiciones establecidos en la normativa hipotecaria vigente.

Notificaciones

Todas las comunicaciones y notificaciones relacionadas con el presente acuerdo de dación en pago entre el deudor y la entidad financiera UCI deberán realizarse por escrito y podrán ser entregadas mediante:

Correo postal certificado con acuse de recibo, dirigido a las direcciones que las partes señalen como su domicilio para notificaciones en el presente documento.
Correo electrónico, siempre y cuando se haya acordado previamente entre las partes como medio válido para la comunicación y se obtenga acuse de recibo que confirme la entrega y la lectura del mensaje.
Burofax, con certificación de contenido y acuse de recibo, enviado a la dirección postal designada por las partes.
Las partes se comprometen a notificar de manera inmediata cualquier cambio en sus datos de contacto. La efectividad de las notificaciones estará sujeta a la confirmación de recepción por parte del destinatario. En caso de que alguna de las partes no acuse recibo, se considerará que la notificación ha sido efectivamente realizada transcurridos tres (3) días hábiles desde su envío por cualquiera de los medios anteriormente mencionados.

Las notificaciones se entenderán realizadas en la fecha en que se reciba el acuse de recibo correspondiente, o en la fecha en que debió haberse recibido de acuerdo con los plazos establecidos para cada medio de comunicación utilizado.

Para efectos de este acuerdo, las direcciones iniciales de las partes para la realización de notificaciones son las siguientes:

Entidad Financiera UCI:
Dirección de la entidad financiera…

Deudor:
Dirección del deudor…

Cualquier cambio en las direcciones mencionadas deberá ser comunicado a la otra parte con una antelación mínima de quince (15) días a la fecha en que el cambio sea efectivo.

Este procedimiento de notificación se establece sin perjuicio de cualquier otro que pudiera ser requerido por la legislación aplicable en materia de consumidores y usuarios o cualquier otra que resulte de aplicación al presente acuerdo.

Jurisdicción y Legislación Aplicable

Las partes acuerdan someterse expresamente a la legislación española para la resolución de cualquier controversia o conflicto derivado del presente acuerdo de dación en pago. En particular, se aplicarán las disposiciones contenidas en la Ley 1/2013, de 14 de mayo, de medidas para reforzar la protección a los deudores hipotecarios, reestructuración de deuda y alquiler social, así como cualquier otra normativa que resulte de aplicación en materia de protección de consumidores y usuarios, y en especial, aquellas que regulan la dación en pago y los derechos y obligaciones de las entidades financieras y de los deudores.

Para cualquier cuestión litigiosa que pudiera surgir en relación con la interpretación, ejecución y cumplimiento de este acuerdo, las partes se someten a la jurisdicción de los Juzgados y Tribunales del domicilio del consumidor, renunciando a cualquier otro fuero que pudiera corresponderles, de acuerdo con lo establecido en el artículo 52 del Texto Refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias, aprobado por Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre.

Este sometimiento no afectará a los derechos que como consumidor pueda tener el deudor de acudir a la Junta Arbitral de Consumo o a los sistemas alternativos de resolución de conflictos que se encuentren establecidos o pudieran establecerse en el ordenamiento jurídico español.

Las partes declaran haber leído y comprendido la legislación aplicable al presente acuerdo, y se comprometen a cumplir con todas las disposiciones legales vigentes en la materia.

Anexos

Los siguientes documentos y elementos constituyen los anexos que acompañan y forman parte integral del presente acuerdo de dación en pago entre el deudor y la entidad financiera UCI (Unión de Créditos Inmobiliarios):

Anexo I: Documentación del Deudor

    • Copia del DNI o NIE del deudor y, en su caso, del garante.

Escrituras de propiedad del inmueble objeto de la dación en pago.

Últimos recibos del IBI (Impuesto sobre Bienes Inmuebles) del inmueble.

    • Certificado de estar al corriente de las cuotas de la comunidad de propietarios.

 

    • Documentación acreditativa de la situación económica del deudor (declaraciones de IRPF, nóminas, certificados de ingresos, etc.).

Anexo II: Documentación de la Entidad Financiera

    • Certificado de deuda pendiente emitido por UCI.

 

    • asación actualizada del inmueble realizada por una entidad homologada.

 

    • Informe de cargas y gravámenes del inmueble emitido por el Registro de la Propiedad.

Anexo III: Acuerdo de Dación en Pago

    • Contrato de dación en pago firmado por ambas partes, donde se especifican las condiciones y términos acordados.

Anexo IV: Informes Periciales

    • Informe pericial que acredite el estado de conservación y valoración del inmueble.

 

    • Informes técnicos adicionales que puedan ser requeridos para evaluar posibles afecciones urbanísticas o estructurales del inmueble.

Anexo V: Comunicaciones Oficiales

    • Notificaciones y comunicaciones entre el deudor y la entidad financiera relativas al proceso de dación en pago.

 

    • Correspondencia con autoridades y administraciones públicas en relación con el inmueble y la dación en pago.

Anexo VI: Otros DocumentosCualquier otro documento que las partes consideren necesario adjuntar para el correcto entendimiento y ejecución del acuerdo de dación en pago.

 

Cada uno de los anexos deberá estar debidamente fechado y firmado por las partes implicadas, asegurando su validez y autenticidad. La falta de presentación de alguno de los documentos requeridos en los anexos podrá dar lugar a la no ejecución del acuerdo de dación en pago o a la resolución del mismo, según lo establecido en las condiciones generales del acuerdo.

Referencias legales

La dación en pago regulada en el presente documento se encuentra sujeta a las siguientes normativas y disposiciones legales aplicables en el Reino de España:

Ley 1/2013, de 14 de mayo, de medidas para reforzar la protección a los deudores hipotecarios, reestructuración de deuda y alquiler social, que incluye medidas para facilitar la dación en pago bajo ciertas condiciones.

Real Decreto-ley 6/2012, de 9 de marzo, de medidas urgentes de protección de deudores hipotecarios sin recursos, que establece mecanismos para evitar la ejecución hipotecaria sobre viviendas habituales de colectivos en situación de especial vulnerabilidad.

Ley 22/2007, de 11 de julio, sobre comercialización a distancia de servicios financieros destinados a los consumidores, que establece las bases de la protección de los consumidores en la contratación de servicios financieros a distancia, incluyendo la información precontractual y contractual que debe proporcionar la entidad financiera.

Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios (Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre), que establece los derechos de los consumidores y usuarios, incluyendo la protección frente a cláusulas abusivas y la garantía de los bienes y servicios.

Código Civil, que regula las obligaciones y contratos, y en el que se basan los principios de la transmisión de la propiedad y las condiciones para la extinción de las obligaciones.

Código de Comercio, que regula las operaciones comerciales y puede ser aplicable en lo que respecta a las relaciones entre la entidad financiera y el deudor.

Ley Hipotecaria, que regula los derechos y obligaciones derivados de los créditos hipotecarios y los procedimientos de ejecución hipotecaria.

Ley 5/2019, de 15 de marzo, reguladora de los contratos de crédito inmobiliario, que establece las condiciones de los contratos de préstamo o crédito garantizados con hipoteca inmobiliaria.

Instrucciones del Banco de España, que pueden incluir circulares y otras disposiciones que afectan a la operativa de las entidades financieras, especialmente en lo que respecta a la concesión de créditos y la gestión de posibles situaciones de insolvencia.

Jurisprudencia del Tribunal Supremo y del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, que ha ido perfilando la interpretación de las normas aplicables en materia de protección de consumidores y usuarios, así como en la ejecución de garantías hipotecarias.

Cualquier modificación o actualización de la normativa mencionada será de aplicación inmediata al presente acuerdo, en la medida en que no contradiga los términos establecidos en el mismo y respetando siempre los derechos reconocidos a los consumidores y usuarios.

¿Te cuesta Pagar tus Deudas?

Cancela toda la Deuda que no puedas pagar gracias al trámite Europeo. 

Contacta con nosotros y te explicamos cómo hacerlo.

Contacta con nosotros

Últimas entradas

¿Quieres cancelar tus deudas sin PAGARLAS?

¿Quieres cancelar tus deudas sin PAGARLAS?