linea legal logopng

Qué puedo hacer si no puedo pagar la hipoteca: Guía España

Qué puedo hacer si no puedo pagar la hipoteca
Tabla de contenidos

Ante el impago de la hipoteca, es crucial actuar con rapidez y buscar soluciones. Existen ayudas públicas, posibilidad de negociación con el banco, cambio de tipo de hipoteca y la opción de vender la vivienda para cancelar la deuda. Es fundamental explorar todas las alternativas disponibles para evitar consecuencias graves.

Solución definitiva: el derecho de la insolvencia

En caso que no puedas pagar la hipoteca porque tienes otros préstamos y estás altamente endeudado la mejor solución que puedes adoptar es acogerte al derecho de la insolvencia.

Esta es una solución que jamás te ofrecerán los bancos porque a ellos les perjudica y a ti te beneficia.

Si te acoges al derecho de la insolvencia el juez obligará a la entidad financiera a un plan de pagos que se adecue a tu situación financiera y que te permita conservar la vivienda. Además el resto de créditos no hipotecarios serán cancelados sin necesidad de pagarlos.

Otra opción que te permite el derecho de la insolvencia es dar la vivienda en dación en pago. Esta opción permite que entregues la vivienda a cambio de la deuda y quedes limpio de toda deuda sin que el banco te pueda reclamar nada más.

Si te interesa esta opción puedes rellenar nuestro formulario y te informaremos.

¿Te cuesta Pagar tus Deudas?

Cancela toda la Deuda que no puedas pagar gracias al trámite Europeo. 

Contacta con nosotros y te explicamos cómo hacerlo.

Situación actual de impago de la hipoteca

En caso de encontrarse en una situación en la que no se pueden hacer frente a los pagos de la hipoteca, es crucial actuar de manera rápida y eficiente para evitar consecuencias más graves. La ley establece plazos mínimos de espera antes de proceder a una ejecución hipotecaria si se produce un impago, sin embargo, es aconsejable buscar soluciones antes de que la situación se complique.

  • Es fundamental tener en cuenta que el impago de la hipoteca puede derivar en la pérdida de la vivienda, lo cual afectaría de manera significativa a la estabilidad financiera y emocional de la familia.
  • La acumulación de deudas hipotecarias puede llevar a embargos y subastas de la vivienda, generando un impacto negativo en el historial crediticio y dificultando futuras operaciones financieras.
  • La situación de impago de la hipoteca puede generar un círculo vicioso de deudas y estrés, afectando la calidad de vida de las personas y su bienestar general.

Por tanto, es crucial tomar medidas lo antes posible y buscar alternativas viables para evitar llegar a situaciones extremas que puedan tener repercusiones a largo plazo en la vida personal y financiera.

Ayudas públicas disponibles para el pago de la hipoteca

Ante una situación de dificultad para hacer frente al pago de la hipoteca, es fundamental conocer las ayudas públicas que pueden estar disponibles para ayudar en esta situación. En España, existen programas de ayuda específicos, como los ofrecidos por la Agència de l’Habitatge de Catalunya, que pueden cubrir cuotas de hasta 800 € en circunstancias imprevistas y sin impagos en los últimos 12 meses.

Estas ayudas suelen estar destinadas a personas en riesgo de exclusión social o con dificultades económicas demostrables. Es importante informarse detalladamente sobre los requisitos de cada programa y cómo solicitar la ayuda, ya que cada región puede tener sus propias normativas y procedimientos.

  • Investigar las ayudas disponibles en la comunidad autónoma en la que se reside.
  • Contactar con los organismos pertinentes para obtener información detallada sobre los requisitos y plazos de solicitud.
  • Presentar la documentación necesaria de forma completa y en el plazo establecido para optar a la ayuda.

Negociación con la entidad bancaria

En caso de dificultades para pagar la hipoteca, la negociación con la entidad bancaria puede ser clave para buscar soluciones y evitar la ejecución hipotecaria. Es importante contactar con el banco lo antes posible y exponer la situación con sinceridad y transparencia.

  • Es fundamental proponer alternativas viables y realistas que permitan reestructurar el préstamo hipotecario y hacerlo más accesible para el deudor.
  • Una opción a considerar es la solicitud de una carencia temporal, que consiste en la suspensión temporal del pago de la cuota, brindando un respiro económico al titular del préstamo.
  • Otra posibilidad es la renegociación de las condiciones del préstamo, buscando ajustes en los plazos o en los tipos de interés que faciliten el cumplimiento de las obligaciones hipotecarias.
  • En situaciones extremas, se puede plantear la opción de una dación en pago, que consiste en entregar la vivienda al banco como forma de cancelar la deuda pendiente, aunque esta medida puede conllevar la pérdida de la propiedad.

Cambio de hipoteca de tipo variable a fijo

Ante la posibilidad de no poder hacer frente a los pagos de la hipoteca, cambiar de tipo de interés puede ser una alternativa a considerar. Con la reciente aprobación de medidas gubernamentales que eliminan las comisiones por este cambio, es importante evaluar si pasar de una hipoteca de tipo variable a fijo puede ser beneficioso en la situación financiera actual.

  • Evaluar la estabilidad de los tipos de interés a largo plazo: Antes de tomar la decisión de cambiar el tipo de hipoteca, es fundamental analizar la tendencia de los tipos de interés y evaluar si la estabilidad proporcionada por un tipo fijo podría ser más favorable en un entorno de posibles aumentos.
  • Comparar las condiciones de la hipoteca actual con las nuevas ofertas de tipo fijo: Realizar una comparativa exhaustiva de las condiciones de la hipoteca actual y las ofertas disponibles en el mercado con tipos de interés fijo puede ser crucial para determinar si la modificación podría resultar en un alivio financiero.
  • Consultar con asesores financieros o expertos en hipotecas: Ante la complejidad de este tipo de decisiones, buscar asesoramiento profesional puede aportar claridad y orientación en el proceso de cambio de tipo de hipoteca, ayudando a tomar una decisión informada y acertada.
  • Considerar los posibles costos asociados al cambio: Es importante tener en cuenta si existen costos adicionales relacionados con la modificación de la hipoteca, como posibles comisiones o gastos de gestión, para evaluar si el cambio realmente resultaría beneficioso en términos económicos.

Venta de la vivienda como última solución para cancelar la deuda

En situaciones extremas en las que no es posible llegar a un acuerdo con la entidad bancaria, una opción a considerar es la venta de la vivienda como última solución para cancelar la deuda pendiente. Esta acción puede resultar dolorosa, pero en ocasiones es necesaria para evitar consecuencias financieras aún mayores.

Es fundamental llevar a cabo este proceso con planificación y cuidado, para asegurarse de obtener el mejor precio posible por la vivienda y así poder cubrir en la medida de lo posible la deuda hipotecaria. Es recomendable buscar asesoramiento de expertos inmobiliarios para realizar una valoración adecuada del inmueble y determinar el mejor momento para ponerlo en venta.

Además, es esencial tener en cuenta los plazos y trámites legales necesarios para llevar a cabo la venta de la vivienda de manera correcta y evitar posibles complicaciones futuras. Una vez se haya concretado la venta, es importante destinar los fondos obtenidos a cancelar la deuda hipotecaria en su totalidad, para así liberarse de esa carga financiera.

¿Te cuesta Pagar tus Deudas?

Cancela toda la Deuda que no puedas pagar gracias al trámite Europeo. 

Contacta con nosotros y te explicamos cómo hacerlo.

Contacta con nosotros

Últimas entradas

¿Quieres cancelar tus deudas sin PAGARLAS?

¿Quieres cancelar tus deudas sin PAGARLAS?