linea legal logopng

Código de Buenas Prácticas Bancarias: Requisitos para hipoteca

codigo buenas prácticas bancarias
Tabla de contenidos

El Código de Buenas Prácticas Bancarias es un conjunto de medidas adoptadas por el Gobierno para ayudar a aquellos con dificultades en el pago de su hipoteca. Se aplica a viviendas habituales con ciertos límites y las entidades adheridas deben cumplirlo obligatoriamente. Incluye reestructuración de la deuda, quita de capital y dación en pago. También se extiende a fiadores y avalistas. El objetivo es aliviar la carga hipotecaria y brindar apoyo a familias en situación económica vulnerable. En este artículo se analizan detalladamente requisitos y medidas del código.

Mejor opción si no puedes pagar tu Hipoteca: derecho de insolvencia

Si estás en una situación de sobre endeudamiento existe una opción que permite salir de esta situación.

Esta opción se llama derecho de la insolvencia. La ley permite que si no puedes pagar tu hipoteca puedes acogerte al derecho de la insolvencia.

¿Qué puedes conseguir gracias al derecho de la insolvencia?

  • Obligar al banco a reducir la cuota hipotecaria
  • Obligar al banco a aceptar la dación en pago y liberarte de la hipoteca a cambio de entregar la vivienda.
  • Además te permite cancelar el 100% de las deudas no hipotecarias, tarjetas y préstamos personales.
  • Además Cancelación parcial de las deudas con Hacienda y Seguridad Social.

Si te interesa esta opción podemos ayudarte, rellena nuestro formulario y te ayudaremos.

¿Te cuesta Pagar tus Deudas?

Cancela toda la Deuda que no puedas pagar gracias al trámite Europeo. 

Contacta con nosotros y te explicamos cómo hacerlo.

Requisitos para acogerse al código de buenas prácticas bancarias

El Código de Buenas Prácticas Bancarias establece una serie de requisitos que deben cumplirse para poder acogerse a sus medidas de apoyo. A continuación, se detallan los principales requisitos:

Capacidad económica para acogerse al código

Uno de los requisitos fundamentales para acogerse al Código de Buenas Prácticas Bancarias es demostrar una situación económica vulnerable que dificulte el pago de la hipoteca. Se deben cumplir ciertos criterios para demostrar esta capacidad económica limitada, lo cual permitirá solicitar las medidas contempladas en el código.

Precio de compra de la vivienda

El precio de compra de la vivienda también es un factor determinante para poder acogerse al código. El valor de la vivienda habitual no debe exceder ciertos límites establecidos en el código. De esta manera, se busca centrar las medidas de apoyo en aquellos casos donde la carga hipotecaria es más significativa.

Actualizaciones del código en 2022

Es importante tener en cuenta que el Código de Buenas Prácticas Bancarias ha experimentado actualizaciones en el año 2022. Estas actualizaciones tienen como objetivo adaptarse a las nuevas circunstancias económicas y financieras, y brindar nuevas medidas de apoyo para mitigar el impacto de los tipos de interés en las hipotecas variables.

Medidas contempladas en el código de buenas prácticas bancarias

Reestructuración de la deuda hipotecaria

Una de las medidas más importantes del Código de Buenas Prácticas Bancarias es la posibilidad de reestructurar la deuda hipotecaria para aquellos deudores que cumplen con los requisitos establecidos. Esto implica modificar las condiciones del préstamo, como plazos y cuotas, de manera que se ajusten mejor a la capacidad económica del deudor.

Quita del capital pendiente

Otra medida contemplada en el código es la posibilidad de aplicar una quita del capital pendiente de la hipoteca. Esto significa que parte de la deuda puede ser perdonada, reduciendo así la carga financiera para el deudor. La quita puede variar en función de la situación económica y el nivel de endeudamiento del solicitante.

Aplicación del código a los fiadores y avalistas hipotecarios

El Código de Buenas Prácticas Bancarias también contempla la extensión de sus medidas a los fiadores y avalistas hipotecarios, brindándoles protección y garantías similares en relación a su vivienda habitual. Esta extensión se realiza bajo las mismas condiciones establecidas para el deudor hipotecario principal.

Extensión del código a los fiadores y avalistas

En virtud del Código de Buenas Prácticas, los fiadores y avalistas hipotecarios tienen derecho a acogerse a las medidas contempladas en el código, siempre y cuando cumplan con los requisitos establecidos. Esto implica que, en caso de encontrarse en una situación económica vulnerable y cumplir con los criterios de exclusión establecidos, podrán solicitar la reestructuración de la deuda, la quita del capital pendiente y la dación en pago de la vivienda.

Condiciones aplicables a los fiadores y avalistas

Al igual que para el deudor hipotecario principal, los fiadores y avalistas deben reunir ciertos requisitos para poder acogerse al Código de Buenas Prácticas Bancarias. Estos requisitos están relacionados con la capacidad económica y el precio de compra de la vivienda avalada.

  • Capacidad económica: Los fiadores y avalistas deben demostrar su situación económica vulnerable, lo cual será evaluado por la entidad de crédito correspondiente. Esta evaluación tiene en cuenta variables como los ingresos, los gastos mensuales y la carga financiera que representa la hipoteca avalada.
  • Precio de compra de la vivienda: La vivienda avalada debe cumplir con un determinado límite de precio de compra. Este límite varía según las circunstancias económicas y financieras, y debe ser verificado en el momento de solicitar la aplicación del Código de Buenas Prácticas.

Es importante destacar que tanto los fiadores como los avalistas hipotecarios deben realizar la solicitud correspondiente ante la entidad de crédito, la cual deberá evaluar y verificar el cumplimiento de los requisitos establecidos para poder acceder a las medidas contempladas en el código.

Medidas urgentes y ampliación del plazo de aplicación

Medidas urgentes adoptadas en marzo de 2023

En marzo de 2023, se implementaron una serie de medidas urgentes como parte del Código de Buenas Prácticas Bancarias. Estas medidas tienen como objetivo brindar un mayor alivio a las familias que se encuentran en una situación económica vulnerable y tienen dificultades para pagar su hipoteca.

Entre las medidas adoptadas se encuentran:

  • Ampliación de los plazos para la reestructuración de la deuda hipotecaria, otorgando más tiempo a los deudores para cumplir con sus obligaciones y evitar la ejecución de la vivienda habitual.
  • Flexibilización de los requisitos de capacidad económica, teniendo en cuenta las circunstancias excepcionales por las que atraviesan muchas familias debido a la crisis económica.
  • Establecimiento de un programa de ayudas económicas para aquellos deudores que han sido especialmente afectados por la situación económica, con el fin de facilitarles el pago de la hipoteca.
  • Implementación de sesiones de asesoramiento financiero personalizado para los deudores, con el objetivo de ayudarles a gestionar su hipoteca de manera más efectiva y evitar la ejecución de la vivienda.

Ampliación del plazo de aplicación del código

Con el fin de garantizar una mayor protección a los deudores hipotecarios, se ha ampliado el plazo de aplicación del Código de Buenas Prácticas Bancarias. Esta ampliación permite que más personas en situación de vulnerabilidad puedan beneficiarse de las medidas contempladas en el código.

La ampliación del plazo proporciona a los deudores un período adicional para acogerse a las medidas de reestructuración de la deuda, quita del capital o dación en pago de la vivienda, según sea necesario. Esto contribuye a aliviar la carga hipotecaria y brinda a las familias en dificultades una mayor estabilidad financiera.

Es importante destacar que la ampliación del plazo del código es una medida temporal, diseñada para abordar las necesidades urgentes de los deudores hipotecarios en el contexto económico actual. Estas medidas adicionales buscan proporcionar un apoyo efectivo y protección a aquellos que se encuentran en una situación de vulnerabilidad financiera.

Recomendaciones para solicitar el código y beneficiarse de sus medidas

Si estás atravesando dificultades económicas y deseas beneficiarte del Código de Buenas Prácticas Bancarias, aquí tienes algunas recomendaciones útiles:

  1. Evalúa si cumples con los requisitos económicos y de valor de la vivienda establecidos en el código. Esto te ayudará a determinar si eres elegible para acogerte a sus medidas.
  2. No dudes en contactar a tu entidad bancaria para obtener información detallada sobre el código y cómo solicitarlo. El personal especializado podrá orientarte y brindarte el apoyo necesario.
  3. Prepara toda la documentación requerida con anticipación, como comprobantes de ingresos, escrituras de la vivienda, contratos hipotecarios, entre otros. Esto agilizará el proceso de solicitud.
  4. Sé honesto y claro al exponer tus dificultades económicas al banco. Proporcionar información precisa y detallada sobre tu situación ayudará a que se tomen las medidas adecuadas.
  5. Mantén una comunicación constante con tu entidad bancaria durante todo el proceso. Pregunta cualquier duda que tengas y mantente informado sobre los avances y decisiones tomadas.
  6. Sigue las recomendaciones y directrices establecidas por la entidad bancaria y el código en relación con las medidas adoptadas. Esto te permitirá beneficiarte plenamente de las soluciones propuestas.

Recuerda que el Código de Buenas Prácticas Bancarias está diseñado para brindar apoyo a las personas en situaciones económicas complicadas. Siguiendo estas recomendaciones, podrás aprovechar al máximo las medidas y soluciones que ofrece.

Igualmente te recomendamos que te informes del derecho de la insolvencia, que es mucha mejor opción.

Contacta con nosotros

Últimas entradas

¿Quieres cancelar tus deudas sin PAGARLAS?

¿Quieres cancelar tus deudas sin PAGARLAS?