linea legal logopng

¿Qué pasa si no voy a un juicio monitorio en España?

que pasa si no voy a un juicio monitorio
Tabla de contenidos

El juicio monitorio es un procedimiento legal para reclamar deudas. Si no se puede pagar, se pueden embargar bienes y el salario. Se pueden oponer y negociar las deudas. La asistencia legal depende de la cuantía de la deuda. Es crucial tomar decisiones informadas y buscar asesoramiento adecuado.

Cómo parar el embargo de un monitorio

Si hace menos de 20 dias que has recibido un monitorio es posible pararlo y evitar los embargos de nómina y cuenta corriente.

Nosotros disponemos de un servicio gratuito de oposición a los monitorios para todos nuestros clientes que están tramitando la cancelación de deudas.

Gracias a nuestro servicio, no solo paramos los embargos si no que además iniciamos el proceso de insolvencia que permite cancelar todas aquellas deudas que no puedas pagar y por supuesto también aquellas que te están reclamando en el juzgado.

Si te interesa esta opción contacta con nosotros.

Paramos el juicio monitorio GRATIS*

*Si contratas nuestro servicio de Cancelación de Deudas,  

eliminamos las deudas que no puedas pagar y además evitamos que el juicio monitorio embargue tu nómina y cuentas.

En caso de que haga más de 20 dias que has recibido el monitorio, lo que si podemos hacer es cancelar esa deuda gracias al derecho de la insolvencia.

Si te interesa esta opción no hay problema en que no vayas al juicio monitorio porque la deuda será cancelada por el juez.

Si te interesa esta opción rellena nuestro formualario.

Concepto y funcionamiento del juicio monitorio

El juicio monitorio es un procedimiento legal utilizado para reclamar deudas de manera rápida y sencilla. Este proceso se inicia cuando una persona necesita cobrar una deuda que es monetaria, está vencida, es exigible y tiene una cuantía exacta. Para ello, se requiere presentar documentación que demuestre la existencia de la deuda.

En el juicio monitorio, no es necesario citar a las partes involucradas a una audiencia, ya que se basa en la presentación de documentos y pruebas para establecer la veracidad del reclamo. Una vez presentada la demanda, el deudor tiene un plazo para responder o pagar la deuda, de lo contrario, se pueden iniciar acciones legales como el embargo de bienes o salarios para cubrir el monto adeudado.

Requisitos para iniciar un juicio monitorio

Documentación necesaria

Para iniciar un juicio monitorio es fundamental contar con la documentación que pruebe la existencia de la deuda. Esta documentación puede incluir facturas, contratos, correos electrónicos u otros documentos que respalden la obligación de pago.

Cuantía exacta de la deuda

Es necesario que la deuda tenga una cuantía exacta para poder iniciar el juicio monitorio. Se debe especificar el monto adeudado de forma clara y precisa, incluyendo los intereses correspondientes si los hubiera.

Exigibilidad de la deuda

La deuda debe estar vencida y ser exigible para poder ser reclamada a través de un juicio monitorio. Esto significa que la obligación de pago ha llegado a su fecha límite y no ha sido cumplida por el deudor, lo que la hace susceptible de ser cobrada legalmente.

Posibles consecuencias de no pagar un juicio monitorio

Proceso de embargo de bienes

En caso de no poder pagar un juicio monitorio, se activa un proceso de embargo de bienes. Esto implica que los bienes del demandado podrían ser embargados para saldar la deuda pendiente.

Riesgo de embargo del salario

Además del embargo de bienes, existe el riesgo de que el salario del demandado sea embargado para cubrir la deuda. Es importante tener en cuenta los límites legales establecidos para la protección del salario en estos casos.

Opciones disponibles en caso de no poder pagar la deuda

Oposición al juicio monitorio

La oposición al juicio monitorio es una medida que puede tomarse en caso de no poder pagar la deuda. Para ello, es necesario presentarse ante el juzgado y exponer por escrito las razones de desacuerdo con la demanda. Se pueden buscar irregularidades en la misma, como la prescripción de la deuda, errores en los montos reclamados o cobros indebidos.

Defensa ante el juzgado

En la defensa ante el juzgado, se deben argumentar las razones por las cuales se está en desacuerdo con la demanda presentada. Es importante presentar pruebas documentales y legales que respalden la defensa y permitan refutar los argumentos del demandante.

Irregularidades en la demanda

Buscar irregularidades en la demanda es crucial para defenderse de manera efectiva. Identificar errores en los montos reclamados, fechas de vencimiento incorrectas o cobros indebidos pueden ser fundamentales para impugnar la demanda y evitar consecuencias desfavorables.

Negociación de la deuda

La negociación de la deuda es otra opción disponible en caso de no poder pagar un juicio monitorio. Durante el plazo de respuesta a la demanda, es posible acercarse a los acreedores y proponer un acuerdo para renegociar los pagos, incluso los intereses. Contar con asesoramiento legal adecuado durante este proceso es esencial.

Acuerdo de renegociación de pagos

En la renegociación de pagos, se puede establecer un nuevo plan de pago que se ajuste a las posibilidades económicas del deudor. Es importante llegar a un acuerdo mutuamente beneficioso que permita saldar la deuda de forma realista y sostenible a lo largo del tiempo.

Asesoramiento legal

Contar con asesoramiento legal especializado en casos de deudas y juicios monitorios puede ser determinante para tomar decisiones adecuadas y proteger los derechos del deudor. Un abogado especializado podrá guiar en el proceso de negociación y defensa ante el juzgado, procurando alcanzar la mejor solución posible.

Necesidad de abogado y procurador en un juicio monitorio

Cuantía de la deuda

La importancia de contar con asesoramiento legal en un juicio monitorio depende del monto adeudado. En casos de deudas superiores a 2.000 euros, se requerirá la presencia de un abogado y un procurador para representar a las partes involucradas en el proceso judicial.

Asistencia legal requerida

La presencia de un abogado y un procurador es esencial para garantizar una defensa sólida en un juicio monitorio. Estos profesionales se encargarán de revisar la documentación, presentar las alegaciones pertinentes y defender los intereses de la parte demandada en el juzgado. Su conocimiento y experiencia son fundamentales para navegar correctamente por el procedimiento legal y proteger los derechos del deudor.

Medidas para defenderse en un juicio monitorio

Decisiones conscientes

Ante un juicio monitorio, es crucial tomar decisiones informadas y conscientes para proteger los intereses propios. Analizar detenidamente la situación y evaluar todas las opciones disponibles es fundamental para enfrentar el proceso legal de la mejor manera posible.

Información y asesoramiento adecuado

Contar con la orientación de expertos en el ámbito legal puede marcar la diferencia en un juicio monitorio. Buscar asesoramiento especializado permitirá conocer los derechos, las posibles estrategias de defensa y las opciones disponibles para resolver la situación de forma favorable.

Paramos el juicio monitorio GRATIS*

*Si contratas nuestro servicio de Cancelación de Deudas,  

eliminamos las deudas que no puedas pagar y además evitamos que el juicio monitorio embargue tu nómina y cuentas.

Contacta con nosotros

Últimas entradas

¿Quieres cancelar tus deudas sin PAGARLAS?

¿Quieres cancelar tus deudas sin PAGARLAS?