linea legal logopng

Alternativas a la Dación en Pago para resolver tus deudas hipotecarias

alternativas a la dacion en pago
Tabla de contenidos

Las alternativas a la dación en pago ofrecen soluciones para quienes enfrentan deudas hipotecarias. La reestructuración de deuda hipotecaria permite ajustar los pagos según las posibilidades del deudor. La venta consensuada es una opción en la que el propietario vende el inmueble para pagar la deuda al banco, con la posibilidad de una quita si la venta no cubre el monto total. Hay recursos legales, como la presentación de recursos y el derecho de la insolvencia que evitan arrastrar deudas tras la entrega de la vivienda. Asesoramiento especializado es crucial en casos de sobreendeudamiento. Comparar y analizar cada alternativa es importante.

La mejor opción a la dación en pago: derecho de insolvencia

Si tu intención es entregar la vivienda y liberarte de las deudas entonces presta atención a lo que te vamos a explicar.

Una dación en pago puede parecer una buena solución, pero existe una solución mucho mejor.

La dación en pago tiene dos problemas grandes:

  1. El primero es que es algo que negocias con el banco. Tú no puedes hacer una dación en pago si el banco no quiere. No puedes obligar al banco a que se quede con tu vivienda a cambio de la deuda.
  2. El segundo problema, es que muchas veces el banco acepta la dación en pago de la vivienda pero ésta no cubre el total de la deuda, por lo cual, acabas entregando tu vivienda y además te queda un remanente de deuda.

Si lo que quieres es liberarte al 100% de la hipoteca entones la figura jurídica a la que debes acogerte es el derecho de la insolvencia. Este mecanismo legal permite entregar tu vivienda y quedar exonerado de toda la hipoteca. Y no sólo eso, sino que también quedas perdonado del resto de préstamos personales que no puedas pagar.

Es una figura legal que está establecida para ayudar las personas que no pueden pagar sus deudas.

Si te interesa esta opción podemos ayudarte, rellena nuestro formulario y te ayudaremos.

¿Te cuesta Pagar tus Deudas?

Cancela toda la Deuda que no puedas pagar gracias al trámite Europeo. 

Contacta con nosotros y te explicamos cómo hacerlo.

Reestructuración de deuda hipotecaria: Alternativa a la dación en pago

La reestructuración de la deuda hipotecaria se presenta como una opción válida para aquellos individuos que se enfrentan a dificultades económicas y no pueden hacer frente al pago de sus hipotecas. Este proceso permite modificar los términos del préstamo para adaptarlos a la situación financiera del deudor.

Proceso de reestructuración de deuda hipotecaria

El proceso de reestructuración de la deuda hipotecaria implica negociar con la entidad bancaria para modificar las condiciones del préstamo. Esto puede incluir cambios en la tasa de interés, plazos de pago más largos o la posibilidad de suspender temporalmente los pagos.

Además, puede ser necesario presentar documentación que demuestre la situación económica del deudor, como ingresos, gastos y otros compromisos financieros.

En España, el marco normativo que regula la reestructuración de deuda hipotecaria se encuentra en diversas disposiciones, entre las que destaca el Código de Buenas Prácticas para la reestructuración viable de las deudas con garantía hipotecaria sobre la vivienda habitual, aprobado por el Real Decreto-ley 6/2012, de 9 de marzo, y modificado por la Ley 1/2013, de 14 de mayo.

Para acceder a un proceso de reestructuración de deuda hipotecaria, el deudor debe cumplir con una serie de requisitos, tales como:

  • Encontrarse en riesgo de exclusión, lo cual implica una serie de circunstancias económicas y sociales definidas en la normativa.
  • La cuota hipotecaria resulta insostenible, es decir, supera un porcentaje determinado de los ingresos netos del deudor.
  • No poseer otros bienes o derechos suficientes para hacer frente a la deuda.

Las medidas que se pueden adoptar en el proceso de reestructuración incluyen, pero no se limitan a:

  • La ampliación del plazo de amortización del préstamo.
  • La reducción del tipo de interés aplicable.
  • La posibilidad de establecer un periodo de carencia en el que el deudor solo paga intereses o incluso se suspende el pago de la cuota.

El procedimiento para solicitar la reestructuración de la deuda hipotecaria comienza con la presentación de una solicitud ante la entidad financiera, acompañada de la documentación que acredite la situación económica del deudor. La entidad analizará la solicitud y propondrá un plan de reestructuración adecuado a las circunstancias del caso.

Es importante destacar que la entidad financiera está obligada a actuar de buena fe y a aplicar las medidas del Código de Buenas Prácticas cuando el deudor cumpla con los requisitos establecidos.

La negociación es una fase crucial en el proceso de reestructuración. El deudor y la entidad financiera deben trabajar conjuntamente para llegar a un acuerdo que permita la continuidad del pago de la deuda en términos sostenibles para ambas partes.

Una vez alcanzado el acuerdo, se formalizará mediante una novación del contrato hipotecario, que deberá ser inscrita en el Registro de la Propiedad.

La reestructuración de deuda hipotecaria es una herramienta valiosa para evitar situaciones de ejecución hipotecaria y pérdida de la vivienda. Es fundamental que los deudores conozcan sus derechos y las opciones disponibles para reestructurar sus deudas de acuerdo con la normativa vigente en España. En caso de dudas o dificultades en el proceso, se recomienda buscar asesoramiento legal especializado.

  • Real Decreto-ley 6/2012, de 9 de marzo.
  • Ley 1/2013, de 14 de mayo.
  • Código de Buenas Prácticas bancarias.

Beneficios y requisitos de la reestructuración de deuda hipotecaria

Para acceder a la reestructuración de la deuda, es necesario cumplir con ciertos requisitos, como demostrar la incapacidad de pagar la hipoteca actual, tener un historial crediticio suficientemente sólido y estar dispuesto a negociar con la entidad bancaria.

Casos en los que la reestructuración de deuda hipotecaria es una opción viable

La reestructuración de la deuda hipotecaria puede ser una opción viable en situaciones como pérdida de empleo, reducción de ingresos, enfermedad u otros imprevistos que afecten la capacidad del deudor para cumplir con los pagos de su hipoteca. Es importante evaluar cada caso individualmente y buscar asesoramiento profesional para determinar si esta alternativa es adecuada.

  • Modificación de los términos de la hipoteca para hacerla más asequible.
  • Posibilidad de suspender temporalmente los pagos.
  • Evitar la dación en pago y mantener la propiedad del inmueble.
  • Adaptar los plazos y condiciones del préstamo a la situación económica del deudor.

Alternativas a las Dación en Pago: Venta Consensuada

Descripción de la venta consensuada

La venta consensuada es una otra de las alternativas a la dación en pago en casos de sobreendeudamiento hipotecario. Consiste en la venta del inmueble por parte del propietario para pagar la deuda al banco. En situaciones donde el valor del inmueble es inferior al monto de la hipoteca, el banco otorga una quita por la parte restante.

Ventajas para el deudor y el banco en la venta consensuada

La venta consensuada ofrece beneficios tanto al deudor como al banco. Para el deudor, le permite desprenderse de la deuda hipotecaria y evitar la ejecución hipotecaria. Además, al llegar a un acuerdo de venta con el banco, puede evitar los complicados procesos judiciales y proteger su historial crediticio.

Por otro lado, la venta consensuada beneficia al banco al evitar la gestión masiva de patrimonio inmobiliario y reducir los activos inmobiliarios deficitarios en su cartera. Esto permite que el banco pueda recuperar una parte de la deuda y evitar mayores pérdidas económicas.

Situaciones en las que la venta consensuada es más atractiva

La venta consensuada resulta más atractiva en situaciones donde el valor de mercado del inmueble es inferior al monto de la hipoteca. Principalmente, esto ocurre en viviendas compradas antes de 2008, donde el valor se ha depreciado considerablemente.

Además, la venta consensuada es una opción viable cuando el deudor busca una solución rápida y eficiente para resolver su deuda hipotecaria sin enfrentar una ejecución hipotecaria. También es una alternativa a considerar cuando el banco no puede permitirse una gran cantidad de activos inmobiliarios deficitarios en su balance.

Recursos legales para evitar arrastrar deudas tras la entrega de la vivienda

Existen opciones legales que pueden ser utilizadas como alternativas a la dación en pago, brindando la posibilidad de evitar arrastrar deudas después de entregar la vivienda. A continuación, se describen los recursos más comunes:

Presentación de recursos contra reclamaciones del banco

Ante una reclamación del banco por la deuda pendiente después de la entrega de la vivienda, es posible presentar recursos legales para impugnar esta reclamación. Estos recursos buscan proteger los derechos del deudor y evitar que se le exija el pago de una deuda que ya ha perdido su garantía hipotecaria.

Exoneración de deudas en casos extremos

En situaciones de extrema insolvencia, se puede solicitar la exoneración de las deudas, lo cual implica que el deudor queda liberado de la obligación de pago de forma definitiva. Esta medida se aplica en casos excepcionales y está sujeta a ciertos requisitos y condiciones establecidos por la legislación vigente.

Comparativa entre las diferentes alternativas a la dación en pago

La refinanciación es un acuerdo entre el deudor y el acreedor para modificar las condiciones del préstamo original. Esto puede incluir la extensión del plazo de amortización, la reducción del tipo de interés o la concesión de un período de carencia. A diferencia de la dación en pago, la refinanciación permite al deudor mantener la propiedad del bien hipotecado mientras se ajustan las condiciones de pago a su situación económica actual.

Ventajas: – El deudor conserva la propiedad del bien. – Posibilidad de ajustar las cuotas a la capacidad económica del deudor.

Desventajas: – Puede incrementar el coste total de la deuda a largo plazo. – Requiere acuerdo con la entidad financiera.

La reestructuración de la deuda hipotecaria es similar a la refinanciación, pero suele implicar una negociación más profunda de los términos del préstamo. Esto puede incluir la quita de una parte de la deuda, la modificación de las condiciones del préstamo o la consolidación de varias deudas en una sola.

Ventajas: – Posibilidad de reducción del importe de la deuda. – Adaptación de las condiciones del préstamo a la situación económica del deudor.

Desventajas: – Proceso de negociación más complejo. – Puede requerir la intervención de un mediador o asesor financiero.

Otra opción es la venta del bien hipotecado por iniciativa del deudor y el uso del dinero obtenido para pagar la deuda. Esta alternativa permite al deudor saldar su deuda sin tener que recurrir a la dación en pago, aunque depende de la capacidad de vender el bien a un precio que cubra la totalidad de la deuda.

Ventajas: – Eliminación de la deuda si la venta cubre el total adeudado. – Mayor control sobre el proceso de venta.

Desventajas: – Riesgo de no obtener suficiente dinero para cubrir la deuda. – Posible necesidad de encontrar otro lugar de residencia.

La Ley de Segunda Oportunidad permite a los deudores en situación de insolvencia renegociar sus deudas o incluso llegar a la exoneración de las mismas, siempre y cuando se cumplan ciertos requisitos y se siga un proceso judicial.

Ventajas: – Posibilidad de exoneración de deudas no satisfechas tras la liquidación de bienes. – Oportunidad de empezar de nuevo desde un punto de vista financiero.

Desventajas: – Proceso judicial que puede ser largo y complejo. – Impacto en la calificación crediticia del deudor.

En conclusión, la elección de la alternativa más adecuada dependerá de la situación particular de cada deudor y de su capacidad para cumplir con los requisitos y condiciones de cada opción. Es recomendable buscar asesoramiento legal y financiero antes de tomar una decisión que tendrá un impacto significativo en la economía personal o familiar del deudor.

Efectividad y aplicabilidad de cada opción

Las alternativas a la dación en pago ofrecen distintas soluciones para aquellos que enfrentan problemas de sobreendeudamiento hipotecario. La reestructuración de la deuda hipotecaria es una opción viable que permite ajustar los términos del préstamo para que sea más manejable. Por otro lado, la venta consensuada ofrece la posibilidad de vender el inmueble y obtener una quita por la parte restante de la hipoteca. La presentación de recursos y el derecho de la insolvencia también ofrecen estrategias legales para evitar arrastrar deudas tras la entrega de la vivienda. Cada opción tiene su efectividad y aplicabilidad dependiendo de la situación particular de cada deudor.

Consideraciones a tener en cuenta al elegir la mejor alternativa

Cuando se evalúan las alternativas a la dación en pago, es importante considerar algunos factores. En primer lugar, es fundamental analizar la cantidad de deuda y si es posible reestructurarla dentro de un marco realista. Además, es crucial tener en cuenta las condiciones del mercado inmobiliario y si la venta consensuada puede ser una opción viable. También es necesario evaluar la viabilidad de presentar recursos o acogerse al derecho de la insolvencia considerando los requisitos y las implicaciones legales que conllevan estas opciones. Cada situación es única, por lo que es importante tomar una decisión informada que se ajuste a las necesidades y posibilidades de cada deudor.

¿Te cuesta Pagar tus Deudas?

Cancela toda la Deuda que no puedas pagar gracias al trámite Europeo. 

Contacta con nosotros y te explicamos cómo hacerlo.




Contacta con nosotros

Últimas entradas

¿Quieres cancelar tus deudas sin PAGARLAS?

¿Quieres cancelar tus deudas sin PAGARLAS?